BICICLETAS ELÉCTRICAS VOLTYBIKE

 

Las bicicletas eléctricas Voltybike son silenciosas, rápidas, económicas, rentables, saludables y ecológicas, contribuyendo decisivamente a aumentar la calidad de vida en nuestras ciudades y también la nuestra. Desplazase en una bicicleta eléctrica es apostar por un futuro mejor.
Desde un punto de vista estético, una bicicleta eléctrica Voltybike es básicamente una bicicleta convencional a la que se le ha acoplado un motor eléctrico. Este motor se alimenta mediante baterías que se encuentran integradas en el cuadro y ofrece una ventaja con respecto a las bicicletas tradicionales, ya que permite que las personas afronten con comodidad recorridos exigentes o con pendientes sin la necesidad del entrenamiento precio que esto requiere, gracias a que el esfuerzo lo realiza el motor. Este motor esta integrado en la rueda trasera, ayuda al avance de la bicicleta y recibe energía de una batería que se recarga en la red eléctrica.

 

Bicicletas electricasLa bicicleta eléctrica constituye el medio de transporte más eficiente desde el punto de vista energético. Las bicicletas eléctricas consumen menos de 10 céntimos de euro cada 100 kilómetros.

Utilizar una bicicleta eléctrica como medio de transporte tiene la ventaja de no estar en la obligación de realizar todos los trámites burocráticos correspondientes a los de un vehículo, y con respecto al seguro, puede ser solicitado en las federaciones de ciclismo que cuestan alrededor de los 40 Euros, dependiendo del modelo y marca de la bicicleta.

 

 


Mantenimiento y funcionamiento de las bicicletas eléctricas Voltybike

 

bicicleta electrica voltybikeEl uso de la bicicleta eléctrica Voltybike es sencillo. Con una llave se acciona el motor, cuya potencia oscila los 250W, y basta con pedalear para mantenerlo en funcionamiento. El usuario es quien decide la forma en que lleva la bicicleta, porque puede realizar un paseo tranquilo mientras el motor le lleva hasta los 25 km/h o avanzar más rápido si decide pedalear con más cadencia.
Estos vehículos, que pueden tener el aspecto de una bici de paseo o de montaña, cuentan con un sistema de cambios de desarrollo, mediante el que se puede seleccionar la distancia que se recorrerá en cada pedalada, de forma idéntica al de las bicicletas tradicionales.
Tanto los fabricantes como los usuarios de la bicicleta eléctrica aseguran que las ventajas que poseen estos vehículos son muchas y van más allá de la posibilidad de movilidad de un lado a otro que estas nos ofrecen sin ningún esfuerzo físico. También, la recarga de baterías es un proceso muy cómodo, parecido a la recarga de cualquier teléfono celular, ya que se deben enchufar a la corriente eléctrica y cuando su nivel de carga este completo, se introducen en el respectivo lugar en la bicicleta y con una carga completa puede durar unas 7 u 8 horas de paseo.
 

 

 

Las baterías Voltybike

Sobre la autonomía de la batería en la bicicleta eléctrica, tanto en nuestros modelos All Road y Urban Classic siempre dependerá del mismo factor:

  1. La dificultad del trayecto
  2. El peso del ciclista
  3. La necesidad de asistencia al pedaleo que necesite.

Las baterías que usamos en los modelos Voltybike son de litio, esto significa que rebaja el peso respecto a las baterías de plomo en unos 8 o 10 Kilos. Esto garantiza poder pedalear sin la ayuda del motor en todos aquellos tramos que no sean pendientes ni con viento en contra. Si a esto le añadimos que la batería de litio tiene una autonomía y tiene una vida útil mas duradera.

 

En nuestra conciencia…

En correspondencia con el bajo consumo energético, las emisiones contaminantes atmosféricas y sonoras de la bicicleta eléctrica son prácticamente nulas en relación a las que presentan otros vehículos motorizados. Usar la bicicleta eléctrica Voltybike, al igual que el ir a pie, emite “cero contaminantes” por lo que fomentar su práctica para sustituir el uso de vehículos que sí contaminan tiene un inmediato efecto beneficioso sobre la salud de las grandes urbes

Se sabe que por cada litro de combustible que quema el motor de un coche, se emite entre 2,3 y 2,6 kg de CO2. Si solo el 2% de la población española hiciera en bicicleta un viaje de 3 kilómetros que normalmente hace en coche, se dejarían de producir alrededor de 265 toneladas de CO2 todos los años.